Scent Dry

Lograr que el cliente pueda recordar un producto por su aroma es todo un logro que debe llevar consigo una buena campaña de marketing sensorial.

Si has estado pensando en lanzar una campaña de sampling promocional, te recomendamos que tengas muy en cuenta las etiquetas perfumadas scent dry: los resultados que se obtienen son excepcionales. ¡Te contamos más a continuación!

Scent Dry, una nueva forma de captar al cliente

Para captar la atención del cliente hay que ser creativo y despertar emociones con nuestros productos, sobre todo cuando lo que se quiere comercializar es un perfume, en cuyo sector hay mucha competencia. Es por eso por lo que una excelente oportunidad para captar al usuario final es conseguir sorprenderle.

Utilizar las scent dry, o etiquetas perfumadas, es la opción de sampling promocional ideal para conseguir estos objetivos. Y es que con ellas la fragancia de tu nuevo producto podrá ‘perseguir’ a tus clientes potenciales allí donde vayan.

Scent Dry, en todo tipo de formatos

Seguramente te estarás preguntando cómo vas a conseguir que tu fragancia destaque en ambientes lejos del punto de venta final. Ese es precisamente uno de los principales beneficios de las etiquetas perfumadas, que pueden insertarse en cualquier folleto promocional, encarte de revista o catálogo, por lo que su nivel de expansión es mucho mayor que el de cualquier otro producto promocional.

Pero no solo eso, sino que además dispones de distintos formatos para dar salida a las etiquetas perfumadas. Desde un formato de frasco de perfume hasta un formato opaco tipo regalo para mantener la intriga y que el usuario descubra el aroma del perfume levantando la etiqueta.

Como ves, las scent dry dan mucho juego y son una modalidad de sampling promocional económica, creativa, innovadora y, sobre todo, sorprendente. Sin duda, si quieres conquistar a los clientes, una buena forma de hacerlo es a través de las etiquetas perfumadas.

Para más información